Aceite de Germen de trigo

En los granos del cereal de trigo podrás observar fácilmente el germen de trigo como una pequeña protuberancia, y la zona donde se concentra la mayor cantidad de vitaminas y ácidos grasos.

Destaca por su alto aporte de vitaminas, bajo índice glucémico, alto valor nutricional, y contenido en proteínas, además de ser un potente antioxidante natural.

Por lo que tomar o aplicar el aceite de germen de trigo sobre la piel aportará múltiples beneficios, además de ser un potente remedio natural para tratar múltiples patologías. No lo pienses más y adquiere aceite de Germen de trigo y disfruta de todos sus beneficios.

¿Qué es el aceite de germen de trigo y cuál es su composición?

El aceite de germen de trigo es obtenido del germen de los granos de trigo, y es una rica fuente de ácidos grasos insaturados, incluyendo omega-3. Además, se caracteriza por poseer el mayor contenido de vitamina E entre todos los aceites vegetales.

El aceite de germen de trigo contiene hojas grandes de esteroles, vegetales naturales y octacosanol que tienen un efecto positivo en el equilibrio de lípidos del cuerpo.

El aceite es extraído de una parte del grano, llamado embrión, lugar donde se almacenan los ingredientes más valiosos necesarios para la germinación del grano, aunque para obtener 1 litro de aceite de este grano será necesario exprimir hasta 550 kg de germen de trigo.

¿Cuáles son los beneficios que aporta el aceite de germen de trigo?

Los ácidos grasos esenciales como el aceite de germen de trigo proporcionan al organismo múltiples  beneficios, y que pueden ser obtenidos a través de diversos productos y de diferentes formas al comprar aceite de germen de trigo en cualquier presentación.

Su efecto positivo en todo el cuerpo ralentiza el proceso de envejecimiento, por lo que es importante la aplicación del aceite de germen de trigo sobre la piel del rostro, tonifica y protege la piel.

Por otro lado, previene la aparición de muchas enfermedades y controla el ácido úrico, pues contiene purinas.

También apoya la salud del corazón y el sistema circulatorio, fortalece las paredes de los vasos sanguíneos y previene la formación de placas ateroscleróticas.

A su vez, posee un efecto positivo sobre el equilibrio del colesterol en el cuerpo. Ayuda a reducir el riesgo de ataque cardíaco y accidente cerebrovascular, y protege los glóbulos rojos de la degradación prematura.

Previene la artritis y regula la presión arterial gracias a que contiene potasio, y dada la cantidad de proteínas ayuda en el desarrollo muscular.

Por otro lado, cuida el buen funcionamiento del sistema nervioso. Mejora el bienestar y reduce considerablemente los problemas nerviosos, como el estrés y el insomnio.

Además, el aceite de Germen de trigo contiene lecitina y colina que protegen al cerebro y los tejidos nerviosos.

También está indicado en la dieta de mujeres embarazadas, y se puede encontrar en diversas presentaciones, como aceite germen de trigo cápsulas. Este reduce el riesgo de lesiones y previene malformaciones fetales.

Algunas propiedades del aceite de germen de trigo

Entre las propiedades del aceite de germen de trigo destaca su alto contenido de vitamina E, su poder antioxidante, antirradical, anti-envejecimiento, hidratante y regenerativo.

También ayuda a estimular la formación de nuevas células y tonifica la piel. Penetra y actúa no solo en la superficie, sino también en las capas más profundas de la piel.

Contiene hidratos de carbono y proteínas esenciales que aportan energía a los músculos,  y puede utilizarse aceite de germen de trigo con todo tipo de tratamientos.

Además de la Vitamina E, contiene un alto contenido de ácido linoleico o vitamina F, la cual ayuda en el proceso de asimilación de azucares, grasas y proteínas del organismo.

Por otro lado, contiene vitaminas de grupo B, que sirven para dar salud y vitalidad al pelo, piel y uñas, convirtiendo al aceite de germen de trigo mejor tratamiento de belleza.

¿Para qué sirve el aceite de germen de trigo? Para tratamientos del rostro, ojos y boca.

Tras la aplicación del aceite de germen de trigo para la piel directa junto con un masaje suave, se absorberá bien sin dejar una película grasa y además obtendrás una agradable sensación de suavidad.

Entre las propiedades curativas del aceite de germen de trigo, destaca la vigilancia del correcto metabolismo y refuerza la barrera protectora de las paredes del estómago.

Además, protege el hígado y mejora la fuerza del cabello, estimulando su crecimiento y desarrollo, así como el mejoramiento de aspecto de la piel seca.

1 comentario en «Aceite de Germen de trigo»

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: